miércoles, 30 de julio de 2014

0807- MONSTER BRAWL (2011)

Director
Jesse Thomas Cook

Reparto
Dave Foley ... Buzz Chambers
Art Hindle ... Sasquatch Sid Tucker
Robert Maillet ... Frankenstein
Jimmy Hart ... Jimmy Hart

Zomnopsis
    Ocho monstruos clásicos de todos los tiempos, lucharán en el ring a muerte en un combate que tiene lugar en un cementerio abandonado.


Desde mi tumba...
     ¡Vaya tela! Esto sería aproximadamente lo que ocurriría si reunes en un cementerio decrépito a Frankenstein, La Jodida Bruja, El Hombre Lobo, La Momia, La Vampiresa, La Criatura del Pantano, El Zombie y al Cíclope según Jesse Thomas Cook, el desvergonzado responsable tras las cámaras. Particularmente me quedo sin palabras para maldecir durante las vidas que me resten a este canadiense, el mismo que tuvo los santos huevos de juntarlos con el inaudito motivo de enfrentarles comparándolos entre guantazos y patadas voladoras. Si amigos, al estilo del videojuego "Mortal Kombat" poco más o menos...


     Como en "River of Darkness" (una mediocre cinta comentada muy recientemente por estos lares), decidieron reunir a varias leyendas de la lucha libre americana (WWF) para hacer un puro escarnio de todas ellas. En esta ocasión, utilizadas como reclamo para dar vida a una bochornosa parodia, que deja a nuestros amados monstruos de la literatura y del cine de ficción por debajo de la altura del betún.
     La idea de juntar a ocho de los monstruos más legendarios en una película es una idea tan tentadora, como absurda y descabellada al mismo tiempo. E imposible de abordar si no se adoptan antes medidas que partan desde el profundo respeto. Porque si sabemos ya que cada uno pertenece a una época distinta y que por separado cada uno tiene sus características excepcionales, no ha existido ningún tipo de línea de nexo común para presentarlos al menos con un mínimo tacto.
    Muy al contrario, se han reido de todos ellos sin excepción en un único escenario tan disparatado como es un ring de boxeo. Y es que considero que debieran existir deteminados límites que nunca se debieran traspasar. A los monstruos clásicos que no los toque nadie si no es para rendirle un merecido homenaje con unas mínimas garantías previas.


    No me ensañaré con lo nefasto del capítulo de los maquillajes, el paupérrimo guión, las constantes burlas, o o las luchas tan ridículas como fatalmente coreografiadas que quedan por consiguiente en un segundo plano. Porque he padecido lo indecible cuando me asaltaba una y otra vez la misma pregunta entre suspiros acompañados de tedio y sopor: ¿Que habré hecho yo para merecer esto? 
    Hacerme caso, emplear vuestro tiempo los buenos aficionados al cine de terror a repasar y admirar las películas antiguas de la Universal. Y si os gusta también el wrestling, pues nada mejor que disfrutar de los verdaderos combates que emiten en televisión desde el Madison Square Garden. Así que nunca, nunca, nunca, mezclemos las churras con las merinas, los gatos con los conejos en un guiso, ni hagamos experimentos con agua carbonatada sin la debida precaución. 

Contenido Zombie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada